Arquitectura a secas

Arquitectura.
Hay millones de definiciones. La mayoría de ellas rimbombantes y grandilocuentes. La mayoría hablan de luz, de espacios de formas y de sensaciones. Todas ellas serán verdad o mentira, sin embargo no podemos aplicar el camino contrario. Ni toda la luz, los espacios, las formas o las sensaciones que nos producen son arquitectura, ni provienen de ella. Ni siquiera la reflejan.
Hay edificios maravillosos en cuanto a su forma, que no generan espacios que nos hagan vibrar. Hay formas que captan la luz y la devuelven en imagenes atractivas, pero que no responden a necesidades ni a utilidades. Todos ellos son ejercicios formales. Divertimentos del lapiz. Filigranas del arquitecto.
Pero arquitectura es otra cosa.
Para mí, arquitectura es lo que hace brillar los ojos del cliente, cuando lo que le propones encaja en sus necesidades y aspiraciones. Cuando tu propuesta se anticipa incluso a lo que ellos deseaban, pero no podían expresar con palabras o dibujos. Materializarlo en un plano y finalmente en un espacio real es nuestro trabajo. Y creedme que, con mil sinsabores por el camino, tiene un final maravilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>